Total de visualitzacions de pàgina:

diumenge, 20 de setembre de 2015

Cremallera de Montserrat

Historia del cremallera de Montserrat

Todavia recuerdo aquel famoso verano del 82 en el que tres amigos hicimos el camino del que se nos habia contado, era el antiguo paso del Cremallera que subia a Montserrat.  Era una estrecha repisa que en aquellos años muchos caminantes intrépidos gozaban triscando hasta la misma plaza del Monasterio.  La gracia era que, a pocos metros de llegar a ver la famosa basílica, habia que salvar un tunel a oscuras, sin luz al otro lado, ya que el mismo describia una curva a la derecha que impedia el paso de la misma, con linterna, y que nosotros no encendimos hasta que casi nos encontramos estampados en uno de los muros laterales.

Sabiamos que aquel cremallera se habia desmontado después del accidente que habia matado a algunos viajeros, y que no sabia nadie si se volveria a reconstruir....  Ahora y ya hace algún tiempo, después de tantos años, hemos vuelto a recuperar el que era el camino sencillo de acceso a nuestra montaña mágica.

Hoy he vuelto a rehacer el camino, casi 35 años después, montado en el green-train, y he visitado por primera vez su museo recuerdo, por ello quiero hacer una mención a su paso por nuestro pasado.

Empecemos a recordar su história

El camino de Monistrol al Monasterio de Montserrat se hacia, en la época de las caballerias y los carruajes, utilizando el camino de Collbató, y por el camino de Santa Cecilia, que en 1698 se transformó en carretera.

"No es hasta la segunda mitad del siglo que se abre una vía alternativa y más rápida, cuando gracias a los Ferrocarriles del Norte, de vía ancha, el tren llega a la estación de Monistrol-Montserrat. En este punto, la propia compañía construye una carretera (1858-59) que va de la estación al monasterio a través de 14 kilómetros de trazado muy duro, aprovechando el antiguo camino de herradura. La apertura de esta vía facilita un servicio de diligencias que tardan tres horas y media en cubrir el recorrido y se detienen para que descansen las monturas y los viajeros en la fuente de los Monjes.

La falta de un medio de comunicación permanente y el aumento del número de visitantes llevó al ingeniero Joaquim Carrera, un enamorado de Montserrat y de los trenes de montaña suizos, a convencer al empresario Josep M. González que tenía que hacerse un cremallera que uniera la estación de Monistrol y el monasterio."  (website del Cremallera de Montserrat).


 




La historia de los cremalleras de Catalunya, y de toda España, tuvieron como ejemplo a finales del siglo XIX - principios del XX,  aquellos trenes que los ingenieros suizos pusieron en práctica efectiva para subir las escaladas cumbres de los Alpes.  Eran trenes con bielas reforzadas, preparados para empujar vagones en pronunciadas pendientes, con un mecanismo de encaje y arrastre en la guia central del camino de vias, que supieron solucionar el problema de acceso a lugares escarpados para los intrépidos aventureros burgueses.

http://desnivel.com/excursionismo/100-anos-del-tren-de-cremallera-suizo-jungfraujoch

El cremallera de Montserrat se comenzó a construir el septiembre del pretérito 1891, y tardó nueve meses en acabar los 5 kms. de su recorrido, agujereando la dura piedra y allanando la estrecha repisa que situa su paso en el collado de acceso a la plaza del Monasterio, salvando 550 metros de desnivel en 5 kms.  Cada 10 metros de avance se salvan 1 metro de altura (10%).  Se construyeron 5 estaciones, una en el enlace con los Ferrocariles del Norte (FGC), la segunda y tercera, en la zona previa al puente del rio Llobregat, de maniobra, otra al otro lado del rio, la cual se conserva todavia como museo del cremallera en la explanada de parking de la moderna estación actual, y la superior, donde ahora se encuentra la plaza del Monasterio, pisando la zona que ahora suelen frecuentar los peregrinos.






Desde la estación de Monistrol hasta el monasterio, se llegaba en una hora y cinco minutos.  La gran revolución de la época fue que el cremallera, enlazando con los Ferrocarriles del Norte, permitía ir y volver de Montserrat desde Barcelona en un solo día.

http://www.cremallerademontserrat.com/website_cremallera/media/downloads/cremallera/cremallera_recorregut_esp.pdf

Se compraron 8 maquinas de vapor para hacer funcionar la linea, tres en 1925 para modernizar el servicio, dos de las cuales sufrieron el fatídico accidente el julio de 1953, en el que murieron 8 personas y hubo cientos de heridos, lo que produjo la consecuencia de la no inversión en la modernización de la linea hasta su cierre efectivo el 12 de mayo de 1957.


El funcionamiento efectivo consistia en un fogonero que encendia caldera 2 horas antes del primer viaje, calentando agua de la fuente de "les Guilleumes".  El enganche de los dos vagones que eran empujados colina arriba, y que se hacia por la zona del tender, para que la máquina misma sirviera de freno en caso de desenganche.  A medio camino esperaban los guardias de cambio de agujas, uno de ellos el famoso perro "Kuki", que ataviado con ropas humanas y un largo bastón en el que se leia su nombre, recibia a los peregrinos para su regocijo, siendo el delirio de los más pequeños,





y la llegada.   Fué en el año 1947, el de la entronización de la Virgen, cuando transportó más viajeros, casi 274.000.



Para Monistrol el cremallera se convirtió, asimismo, en un dinamizador económico de un barrio entero, el de Viserta, barrio en el que  vivían gran parte de sus trabajadores.


       

En el Museo del Cremallera se pueden ver ejemplos de las cabinas del jefe de estación y cobrador, de los cambios de aguja, de diferentes elementos utilizados en su señalización vial.  Fotografias y videos de época sobre su larga vida, más de 64 años, y una foto simpática del perro "Kuki", también maquetas de la montaña y planos de las vias.





.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

pots deixar el teu comentari si vols!!